Desarrollo Personal

¿Qué es coaching?

La respuesta corta es: Coaching es un proceso conversacional para la creación de un futuro deseado.

Una respuesta más precisa indica que el coaching, en la variante que yo sigo (coaching ontológico), es una dinámica de transformación mediante la cual las personas y organizaciones revisan, desarrollan y re-crean sus formas de estar siendo en el mundo.

Entre otras cosas,  replantean sus patrones de conducta y comportamiento habituales, para comenzar a operar con mayor creatividad, protagonismo y proactividad; generando para ello nuevas competencias (emocionales, del hacer, del pensar y de la comunicación).

Todo ello les permite generar nuevas acciones y, en consecuencia, producir nuevos resultados que les acercan a sus objetivos.

Volver

¿Cuál es beneficio que nos puede aportar el coaching?

  • Soltar anclas que nos frenan
  • Descubrir y declarar a dónde queremos ir
  • Construir relaciones poderosas
  • Generar acción … y con ello resultados
  • Saber donde estamos parados

Todo ello en un plazo razonable de tiempo

Volver

¿Cómo funciona?

Se trata de una serie de conversaciones de entre 60 y 75´ de duración cada una. La cantidad de conversaciones variará entre según la temática y la persona. En mi experiencia, suelen ser necesarias (en promedio) 10 – 12 conversaciones, aunque desde ya que hay procesos que requieren menos conversaciones y otros que más.

En dichas conversaciones, el coach hace preguntas y ofrece interpretaciones de lo que está percibiendo, desafiando respetuosamente los modelos mentales de la persona coacheada, con el objetivo de generar nueva mirada que permita el descubrimiento de nuevas acciones y posibilidades. El coach no le dice a la persona coacheada lo que tiene que hacer ni le aconseja.

Ello produce lo siguiente:

  • Libera las creencias / pensamientos condicionantes que limitan a la persona.
  • Permite modificar sus emociones y estados de ánimo.
  • Le permite descubrir y aumentar sus recursos y, con ello, su capacidad de obtener los resultados que quiere.

El coach también acompaña en el  diseño y ejecución de las acciones que faciliten el acceso a los resultados buscados.

Entre otras cosas, el coach trabaja sobre la interacción entre ideas, acción y estados de ánimo:


Estos tres ámbitos interactúan. Si genero acción, voy a incidir en  mi estado de ánimo y voy a dar lugar a nuevas ideas en función de la experiencia realizada. Un mejor estado de ánimo me va a facilitar la generación de mejores e ideas y me va a predisponer para la acción. Y, a su vez, nuevas ideas me van a mejorar mi estado de ánimo

Volver

Coaching de objetivos y de rendimiento

  • ¿Quiere conseguir o cambiar de trabajo?
  • ¿Suele sentir qué a pesar de sus deseos de cambio y de logro de metas, no logra generar acciones que le acerquen a sus objetivos?
  • ¿Suele no terminar lo que empieza?
  • ¿Suele pasarle que pese a saber lo que tiene que hacer, hay “algo” que le frena y que no le permite pasar a la acción?
  • ¿Siente que ha perdido motivación y no sabe a dónde quiere ir?
  • ¿Siente que no tiene tiempo para ocuparse de las cosas que realmente quisiera hacer”?
  • ¿Se encuentra insatisfecho pero no tiene claro que rumbo tomar para mejorar su situación?
  • ¿Suele sentirse estresado y agobiado por porque se le acumulan las tareas pendientes?

Si ha respondido afirmativamente a una de estas o más de estas preguntas, posiblemente el coaching de rendimiento sea una solución.

¿Qué beneficios le aportará este proceso?

  • identificar y estructurar adecuadamente sus objetivos.
  • reconocer sus áreas de competencia.
  • superar pensamientos y emociones limitantes.
  • generar nuevas perspectivas y con ello nuevas posibilidades.
  • elaborar un plan de acción que le permita obtener los resultados deseados.
  • seguimiento y apuntalamiento del plan de acción.

Volver

Coaching de relaciones interpersonales

  • ¿Se siente frustrado porque considera que en una relación de pareja está dando más de lo que recibe?
  • ¿No tiene problemas con sus subordinados, colegas y/o superiores?
  • ¿Lo que Ud. dice no llega a los demás como Ud. quisiera?
  • ¿No logra coordinar acciones con los demás en forma satisfactoria?

Si ha respondido afirmativamente a una de estas o más de estas preguntas, posiblemente el coaching de relaciones sea una solución.

Toda nuestra vida gira en torno nuestras relaciones: pareja, familia, amigos, trabajo, contactos … Dependemos de nuestras relaciones no sólo para nuestro bienestar emocional sino también para poder alcanzar más y mejores resultados. En otras palabras, nuestras relaciones son una fuente primordial de poder!

El coaching de relaciones le permitirá:

  • Descubrir sus paradigmas y conductas ineficaces.
  • Mejorar sus aptitudes de comunicación y liderazgo.
  • Generar mayor empatía.
  • Generar en los demás mayor satisfacción y deseo de colaborar.

Volver

Coaching de abogados

El coaching de abogados es una especialización dentro del coaching de objetivos y rendimiento.

Con más de 17 años de experiencia abogado, sé lo que puede significar trabajar en un despacho de abogados:

  • Escritorios abarrotados.
  • Días llenos de reuniones.
  • Clientes impacientes que exigen respuestas inmediatas.
  • Mayor cantidad llamadas e emails entrantes que los que se pueden procesar en un día normal de trabajo.
  • Fechas perentorias cuya inobservancia le puede acarrear graves consecuencias profesionales y económicas.
  • Varios jefes que le exigen como si ellos fueran los únicos que le delegan tareas.
  • Obligación de facturar gran cantidad de horas.
  • Contrapartes que constantemente buscan nuestros errores (sea en un proceso judicial o en un contrato) para hacerse ellos de una ventaja.
  • Y una familia que se queja de que casi no le ve (si es que ha tenido tiempo para formar una …).

Tarde o temprano (a más tardar después del primer infarto) Ud. se da cuenta de que ya no quiere trabajar de esta manera, pero tampoco encuentra una salida. Cada vez le cuesta más motivarse, comienza a posponer indebidamente sus tareas, no contesta los llamados ni los emails de los clientes ansiosos, lo que a su vez le genera mayor presión e insatisfacción. El síndrome del “Burn Out” no está lejos.

Volver

Qué le puede aportar al coaching:

  • Reconocer sus fuertes y sus compromisos más profundos y potenciarlos en beneficio de su trabajo.
  • Gestionar mejor sus emociones y sus estados de ánimo.
  • Superar la tendencia a posponer indebidamente sus tareas (procrastinación).
  • Mejorar la comunicación con clientes, colegas y superiores, y generar más comprensión y empatía.
  • Aprender a llevar conversaciones difíciles (p.ej. informar se ha perdido un juicio).
  • Desarrollar una estrategia y acompañar en su implementación.

Volver